«Nunca nadie ha escrito o pintado, esculpido, modelado, construido, inventado
sino para salir realmente del infierno». (
Vincent Van Gogh)

lunes, 19 de julio de 2010

¨Yo se que la gente cree¨

Esta frase la dijo Graciela Alfano cuando consideró superfluo defenderse de algunas acusaciones que le hacían -respecto a su conflicto con Pachano- cosa que no viene al caso. Pero dijo esta gran verdad que quiero retomar: ¨yo se que la gente cree¨ dando a entender que por más que ella se defendiera si la gente creía otra cosa de nada valdrían sus argumentos.

Esto vale para toda cuestión referida a las relaciones humanas. Yendo al grano: los que creen que es Kirchner el que manipula a los jueces para que fallen en contra de Macri, lo seguirán creyendo aunque tengan que descreer hasta de la Corte Suprema. Por lo tanto Mauri no es ningún boludo al seguir con ese argumento defensivo: ponerse en víctima de un hombre elevado a la más alta categoría de lo diabólico.

Este es el brete en el que los argentinos estamos metidos, según mi parecer o según lo que yo creo, o sea, no se si se entiende.

Cualquiera que me de un argumento distinto yo le voy a encontrar la vuelta para seguir creyendo por ejemplo: que el gobierno nacional no se merece tanto ensañamiento opositor ni tanto odio. Que esta creencia de que los K son el diablo hace que no se puedan valorar todos los cambios en una dirección correcta que se han ido realizando y que hay que continuar. A esto se agrega que Néstor Kirchner estaba destinado a ser un chirolita obediente que no osara querer modificar ninguna estructura de poder tal como estaba. Él, cometió el sacrilegio de modificar el juego político que consistía en prometer reformas que jamás se cumplían, para que las cosas siguieran igual y que los comicios sirvieran únicamente para cambiar figuritas con el fin de mantener al stablishment en un lugar intocable.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada